domingo, 2 de julio de 2017

WORLD PRIDE


Tengo el placer de contar entre mis mejores amigos con una mujer lesbiana y de mantener relaciones de gran amistad durante toda mi vida con personas homosexuales, aceptando siempre y sin complejos su sexualidad con naturalidad y gran afecto y respeto por ambas partes. No me considero, por tanto, persona sospechosa de intolerancia ante la diversidad sexual. Dicho esto y aunque lo que diga pueda ser considerado políticamente incorrecto, opino que ya me carga tanta sobreexposición de los medios y de las instituciones del dia del orgullo gay. Me parece muy bien que se celebren estas fiestas pero pienso que el día en que no tengan nada que celebrar porque este orgullo esté a salvo y la heterosexualidad reconocida con  normalidad ya no será necesario que se revindiquen u homenajeen recorriendo en carrozas las calles de las ciudades y que ninguna cadena de televisión colapse su programación para contarnos eventos de este tipo. Sinceramente estoy convencido que ese día ya ha llegado. Puede que algún retrogrado aun le queden resquicios de intolerancia pero es evidente que por fortuna en estos tiempòs todo el mundo acepta la diversidad sexual sin problemas. No es necesaria tanta algarada, a no ser, claro, la gran oportunidad de negocio que semejante folixia conlleva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario